Folklore Murciano

La Región de Murcia goza de una gran riqueza folklórica, debida fundamentalmente al talento autóctono y al cruce cultural propiciado por su particular situación geográfica.

La variedad de huerta y campo, ha aportado canciones y bailes que se remontan en el tiempo y de gran valor, que nos imprimen una personalidad propia dentro del compendio de bailes y canciones de las demás regiones. Por otro lado, el murciano ha sabido transmitir su propia personalidad a los cantos y bailes de otras tierras como las malagueñas y las jotas. 

Todo el folklore murciano, especialmente las danzas y las canciones, tienen el brillo y la alegría de la geografía y del humano carácter de la región. En una palabra, todo en Murcia tiene un aire mediterráneo, un aire inconfundible de proximidad al Mar Nuestro. La indumentaria es de una belleza sorprendente, sin ostentosas exageraciones, dentro de una línea de gracia muy meridional. Por supuesto, las comunidades de Valencia, Castilla - La Mancha y Andalucía, que se tocan con Murcia, han influido en sus danzas y en sus canciones, pero por la misma razón, Murcia ha influido en las de las comarcas vecinas. Es curioso que los andaluces vean andalucismo en el folklore murciano, y los castellanos vean algo familiar en los bailes, y los valencianos sientan llamadas cordiales cuando escuchan las canciones de Murcia.